Esta web usa cookies propias y analíticas. Al seguir navegando, usted acepta el uso que hacemos de estas. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Aceptar Más información

Blog

Conoce las últimas noticias de la mano de Europreven

04

Jul, 2024

Cáncer de piel por exposición al sol en el trabajo

cáncer de piel, exposición solar laboral, prevención cáncer de piel, seguri

Estamos en verano, el sol aprieta, y la capa de ozono que nos tiene que proteger sigue mermada. Factores que se hacen responsables de las lesiones que se producen en la piel tras una exposición a la radiación solar si no se toman las medidas adecuadas.

En el artículo de hoy vamos a ver que es urgente implantar medidas que protejan a las personas trabajadoras de los riesgos que supone trabajar al aire libre bajo la exposición solar.

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Internacional del Trabajo estiman, tras una investigación publicada a finales del 2023, que aproximadamente una de cada tres muertes por cáncer de piel, no melanomatoso, se debe a la exposición que tienen las personas trabajadoras al sol durante su jornada laboral.

Son cifras realmente llamativas. El análisis llevado a cabo a nivel mundial observa que entre los años 2000 y 2019, las muertes por cáncer de piel que se pueden identificar como directamente relacionadas con la exposición a radiaciones solares durante el trabajo casi se duplicaron.

El cáncer de piel tiene una latencia muy baja, se desarrolla tras años o incluso décadas de exposición. Esto posiblemente afecte para que muchas personas no se identifiquen con el riesgo y minimicen la importancia que tiene la exposición sin control a la radiación UV. Es realmente necesario que se tomen las medidas preventivas necesarias para proteger a los trabajadores del riesgo que supone la exposición a las radiaciones solares durante la jornada laboral.

La mayoría de las enfermedades y muertes relacionadas con los rayos ultravioletas se pueden prevenir y/o minimizar, si se integra en la empresa un programa preventivo adaptado y adecuado a las condiciones laborales.

Entre las actuaciones preventivas más relevantes, para mí, estaría la concienciación de empresarios y trabajadores, informando y formando sobre el riesgo que supone la exposición a los rayos solares y sus consecuencias. Y como solemos ver en prevención de riesgos, necesitamos de un conjunto de medidas diseñadas a distintos niveles para que sea realmente efectiva.

Vamos a ver cinco líneas de actuación básicas que debemos tener en cuenta una vez identificado el riesgo a la exposición de radiaciones UV en la evaluación:

1. Organización del trabajo

Limitar el tiempo de exposición al sol del trabajador, modificando la jornada de trabajo si es preciso, empezar más temprano y terminar antes, evitando así las horas de más calor.

 

2. Formación e información 

Informar sobre las herramientas que empresa y trabajadores tienen a su alcance para conocer los índices de radiación en cada momento y situación. Estas pueden ser:

a. Consultar la web de AEMET (https://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/radiacionuv)  que publica diariamente la radiación UV identificando la zona geográfica.

b. La *aplicación SunSmart Global UV está disponible de forma gratuita en las tiendas Apple App y Google Play. Ofrece opciones personalizadas para que los usuarios adopten medidas según el nivel UV. Esta aplicación permite introducir flujos de datos nacionales y locales y realizar consultas en distintos idiomas, entre ellos el español.

Enseñar a los trabajadores a realizar la exploración visual para poder distinguir un lunar normal de un melanoma. Por ejemplo, la autoexploración que propone la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la regla del ABCDE, con las características diferenciadoras que suele tener un melanoma:

A: Asimetría, las dos mitades son diferentes

B: Bordes irregulares, desiguales borrosos o dentados

C: Color. Los colores más peligrosos son los rojizos blanquecinos y azulados sobre lesiones de color negro.

D: Diámetro si el lunar mide más de 6 mm.

E: Evolución, si el lunar experimenta cambios de tamaño y forma.

 

3. Protecciones colectivas

Proporcionar sombra e hidratación que sirva de “refugio” y permita la protección y la recuperación de las personas que están trabajando al aire libre con exposición alta al sol, sobre todo para las horas y días de radiación más intensa, evitando así la exposición excesiva.

 

4. Equipos de protección individual

  • Utilización de ropa, ligera, holgada y que deje transpirar. Los pantalones largos evitaran que llegue parte de la radiación. Utilizar camisas de algodón de colores claros.
  • Cubrir la cabeza con gorras o sombreros de ala ancha, y que permitan transpirar.
  • Uso de cremas con protección alta a las distintas radiaciones solares. Informando sobre la importancia de aplicar la cantidad necesaria y repetir varias veces en la jornada de trabajo.
  • Usar gafas de sol que filtren, al menos, el 90% de la radiación ultravioleta.

 

5. La vigilancia de la salud

Es de las herramientas preventivas más importantes. Permite detectar los primeros síntomas de una enfermedad, y más en enfermedades de este tipo que tardan años en desarrollarse. En el reconocimiento médico anual que la empresa pone a disposición del trabajador, se aplican protocolos específicos según los riesgos identificados y asociados al puesto, entre los que en estos casos se incluye un chequeo dermatológico.

Ciertos medicamentos aumentan la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta, de forma que si se está en tratamiento de cualquier tipo hay que tenerlo previsto.

Por último, las medidas de protección señaladas las debemos aplicar cuando el índice de radiación ultravioleta sea igual o superior a 3. Este es el índice en el que los estudios efectuados señalan que la radiación ya daña la piel. La escala va del 1 al 11, siendo el 1 el nivel más bajo y el 11, más extremo. El índice UV máximo se da a mediodía, cuando el sol está más alto.

Cuanto más alto sea el índice, más perjudicial será para la persona y se necesitará menos tiempo para dañar la piel.

También se sabe por otras investigaciones y estudios realizados que la exposición al sol puede producir otros daños relacionando la radiación UVA y UVB con lesiones oculares y enfermedades como el linfoma no-hodgkin, entre otros.

 

*La aplicación SunSmart Global fue presentada por la OMS, la OIT, la organización meteorológica mundial y el programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente, con el objeto de ayudar a protegerse de los riesgos de la exposición el sol y promover la salud.

 

Autora: Carmen Panadero - Directora Territorial de Europreven Andalucía y Extremadura





Últimas publicaciones

test
10/07/2024

 

Archivo de publicaciones

Amplia gama de servicios de prevención de riesgos laborales